Descansar bien por las noches es vital para poder afrontar el día con ánimo y seguridad. A su vez, es esencial para tener buena salud, calidad de vida, y un  buen rendimiento laboral y/o escolar. No obstante, los malos hábitos, el estrés que se padece a diario, o determinadas enfermedades hacen que dormir se convierta en ocasiones en un verdadero calvario contra el que muchos se enfrentan todas las noches.