¿Qué es hosting o alojamiento web? y ¿Cuál es el ideal para tu empresa o blog?

Cuando contratamos los servicios de una página web el primer paso es el de elegir el dominio y como no, que sea un buen dominio donde lo “ideal” sería que contenga palabras claves con respecto a las búsquedas, para ayudar en el momento de posicionar la web, pero con esto no es suficiente después tenemos que elegir donde vamos a hospedar o alojar toda ésta información, tenemos que escoger un hosting.

El hosting o alojamiento web es un sistema para almacenar cualquier contenido accesible vía web, lo que significa que es el espacio que proporcionan los servidores para almacenar tu página web. Esto permite que tu página pueda estar disponible las 24 horas en cualquier parte del mundo.

A la hora de elegir un hosting podrás observar que hay muchos servidores con precios muy dispares. Pero recuerda, lo barato sale caro. Por ello, recomendamos elegir un alojamiento web acorde con el tamaño de tu empresa, que te garantice seguridad y visibilidad, y que a su vez permita que un gran número de usuarios puedan visitar tu página al mismo tiempo sin que esta se “caiga” o se ralentice.

Existen muchos tipos de hosting, tanto gratuitos como de pago.

El alojamiento compartido, tal y como su nombre indica, es aquel compartido con más clientes o personas con características que no requieran demasiados recursos en su web. Para aquellos principiantes, es la opción más económica solo si estas empezando.

En segundo lugar nos encontramos con los servidores virtuales o VPS, este tipo de alojamiento es muy similar al alojamiento compartido que consiste en divisiones virtuales de un servidor físico, los cuales funcionan con su propio sistema operativo.

Los servidores dedicados son aquellos que solo son utilizados por un mismo usuario, por lo tanto sus prestaciones son mayores, lo que significa que llevan un aumento en su precio.

Los servidores cloud son aquellos que se encuentran alojados en la nube, estos no requieren de actualizaciones ya que se hacen automáticamente y son más escalables.

Reseller. Este tipo de alojamiento web es igual que un servidor virtual con la diferencia de que puedes crear todas las cuentas que quieras para alojar varias webs e incluso te permite poder revender el alojamiento a otras personas/clientes.

Ahora que conoces todos los tipos de alojamiento, ¿cuál se ajusta más a tu página web?

Ten en cuenta que existen profesionales que se dedican a mantener vuestros sitios web y conocen cuál es la mejor elección para tu empresa o blog.