Mochilas y fisioterapia

Y llega Septiembre y con él siempre aparecen los primeros anuncios de la vuelta al cole, y con ellos la duda a muchos padres sobre qué mochila es mejor para la espalda de sus hijos. Sería conveniente reducir el peso de las mochilas, que no debería superar el 10% del peso corporal del escolar y, sin embargo, los datos disponibles indican que es frecuente que alcance el 30%». «Una alternativa a la mochila tradicional es que tenga ruedas. Si la mochila es de tirantes, lo mejor en edades tempranas es situarla baja, en la zona lumbar, tan cerca del cuerpo como sea posible, y sujeta con un cinturón de manera que no se mueva golpeando la espalda del niño. En la actualidad, antes de los 15 años, cerca del 50,9% de los chicos y el 69,3% de las chicas ya han padecido dolor de espalda, lo que limita sus actividades diarias y aumenta significativamente el riesgo de que sufran estos dolores de forma crónica al ser adultos. Concretamente, la incidencia de estas dolencias aumenta a partir de los 10 años. Por ello además de ser importante la mochila debemos prestar atención a otros factores;

  1. Ejercicio físico: El ejercicio «está destinado tanto a desarrollar equilibradamente la musculatura como a mejorar su coordinación». Recuerda que «cualquier ejercicio tiene un efecto positivo y es mucho mejor que no hacer ninguno.
  2. Taquillas: usarlas si las hay en el cole para no llevar peso innecesario.
  3. Sentarse atrás en la silla.
  4. Brazos apoyados.
  5. Cambiar de postura cada 45 minutos.
  6. Usar atril para leer.
  7. Mobiliario adecuado.
  8. Ordenador delante y a la altura de los ojos.

Si la espalda duele acudir al médico. ¡Vuelta al cole protegiendo tu espalda!

JMaría José Esteban Rodriguez
Fisioterapeuta
UGC Nerja