El marcapasos es un aparato electrónico, como un miniordenador, que se encarga de mantener el latido del corazón en pacientes en los que se producen fallos en el ritmo. Consta de un generador de impulsos con un pequeño circuito eléctrico y una pila que le suministra la energía y se conecta con  uno, dos o tres cables finos que se denominan electrodos y que alcanzan las aurículas o los ventrículos del corazón.

El  sistema eléctrico del corazón tiene un mecanismo natural de estimulación formado por un pequeño grupo de células que actúan como “chispa” o “marcapasos natural del corazón”. Estos estímulos generan un latido al actuar sobre los músculos del corazón y producir su contracción.  Si los impulsos no se forman con suficiente rapidez o se producen retrasos o bloqueos, puede aparecer un menor número de latidos de los normales y el pulso se nota lento, esto es lo que se denomina bradicardia, o bien, pueden desaparecer los latidos durante un breve período de tiempo, lo que origina un desvanecimiento.

El marcapasos se coloca con una breve intervención quirúrgica con anestesia local. El generador se coloca en el tórax, debajo de la piel, justo debajo de una de las clavículas. Los cables se colocan a través de una vena que llega hasta el corazón. Tras la colocación se puede hacer vida normal, tan solo es necesario evitar movimientos bruscos o golpes directos que pueden dañar el aparato. El marcapasos, una vez colocado,  se revisa y ajusta desde el exterior del paciente a través de un ordenador llamado programador, que controla el médico que realiza las revisiones.

Los marcapasos están protegidos frente a interferencias externas y permiten utilizar la mayoría de los aparatos eléctricos de uso común sin riesgo. Es conveniente advertir que se tiene colocado un marcapasos al pasar por los arcos de seguridad, ya que se trata de un objeto metálico.

¡Ah! Y no lo dude, si tiene algún problema con su marcapasos debería siempre consultarlo con su médico.

 

CoralSueroCoral Suero Méndez.
Directora de UGC Cuidados Intensivos y Urgencias

Hospital de la Axarquía