La vendimia de la axarquía que se realiza en montañas con pendientes de hasta el 70 por ciento, sin terrazas que faciliten la recogida, se está adelantando cada vez más debido al cambio climático y las olas de calor, de modo que este año arrancará , nueve días antes que el año pasado.

A pesar del cambio climático, han señalado que “se espera mucha producción” porque los viñedos se están adaptando con éxito al cambio climático. La uva se recoge totalmente a mano (para meterlas manualmente en cajas de diez kilos) y con la ayuda de mulas, ya que no puede entrar maquinaria en el campo.
Para la vendimia de la Axarquía 2017 se espera una producción superior a la de los últimos años a pesar de que la producción de este año se está mostrando muy irregular en el resto de España, con malos pronósticos, salvo en Rías Baíxas.  “este año parece que el clima ha beneficiado a los dos zonas más extremas de España como son Málaga y Rías Baixas”.


La fuerte ola de calor que se sufrió a finales de junio no ha afectado este año a los viñedos que “están consiguiendo adaptarse al cambio climático con éxito”. La uva moscatel de la Axarquía tradicionalmente ha tenido la piel dura, lo que se ha convertido en su principal defensa contra el aumento de las temperaturas, sin embargo, en los últimos años se había percibido fatiga en las cepas, pero este año parece que el aclimatamiento a la nueva situación está llegando.
La producción total de uvas de la vendimia de 2017 en la provincia de Málaga ha alcanzado los 3,6 millones de kilos de uva hasta la fecha, según las estimaciones del Consejo Regulador de las Denominaciones de Origen Málaga, Sierras de Málaga y Pasas de Málaga. Asimismo, han constatado que la que la calidad de la uva es “muy buena” y “excelente”.
En la campaña de 2017 se ha vendimiado el 65 por ciento de la superficie total de viñedo con denominación de origen constatando un adelanto medio de 15 días y con zonas de hasta 20 días.

La producción de uvas de Málaga alcanza
los 3,6 millones de kilos con calidad
“muy buena” y “excelente”


Al tiempo, han afirmado que se ha mermado el rendimiento productivo “en un porcentaje aún por determinar” debido al largo y cálido verano sufrido por el cultivo, unido a la escasez de precipitaciones acumuladas de campañas anteriores. En cuanto a las lluvias torrenciales de las últimas semanas de agosto, han incidido en que “no han perjudicado al cultivo” y aunque han aliviado las condiciones ambientales, “los principales beneficios vienen de la acumulación de agua en el suelo”, lo que repercutirá “en la próxima campaña”.
Así, han detallado en un comunicado que la producción de las denominaciones de origen de la provincia se compone de cinco áreas: Axarquía, Zona Norte (Comarca de Antequera), Montes de Málaga, Serranía de Ronda y Manilva. “Esto hace de la vendimia en Málaga un proceso largo y complejo, que normalmente se inicia a últimos de julio en la Axarquía y termina en la Serranía de Ronda a finales de octubre”, han concretado.


AXARQUÍA
En la parte occidental de la Axarquía --Moclinejo, Almáchar, El Borge--, la vendimia dio comienzo el 24 de julio, nueve días antes que en 2016, y en la parte oriental --de Cómpeta a Sayalonga-- el 14 de agosto, también nueve días antes.
La vendimia de la variedad Moscatel de Alejandría para vinos DOP Sierras de Málaga ya ha finalizado; y resta la destinada a los vinos dulces y tintos, aproximadamente un 15 por ciento. En las uvas tintas también se ha adelantado, habiendo comenzado el 9 de agosto, nueve días antes respecto a 2016.
En la recepción en bodega se confirma la estimación respecto a la calidad sanitaria y sensorial de la uva, siendo catalogada como “muy buena”. En cuanto a producción, se espera entre un diez y un 20 por ciento de merma, detallando que el repunte de temperatura (terral) a principio de Agosto ha hecho finalmente mella en la producción.

 

 

Fotografía: Lorenzo Carnero