Después de unos maravillosos meses de vacaciones estivales, con la finalización del verano estamos de lleno en la temida “vuelta al cole”...: madrugones y prisas para no llegar tarde a clase, interminables tareas escolares, exámenes (“super difíciles” por supuesto) , la compra de material escolar con esas libretas de colores que combinen con los rotuladores, el uniforme y la mochila; y esa mochila llena hasta los topes. Y es que ahora que llegó la vuelta al colegio, la mochila y cómo se use la misma puede ser uno de los elementos más importantes a tener en cuenta, debido a que su mal uso puede desencadenar en problemas en nuestros pequeños y no tan pequeños.

Consejos para usar correctamente una mochila:

En primer lugar intentar cargar lo menosposible la mochila. Cuanto menos peso, menos sufrirá nuestra columna. Podemos llevar alguna carpeta en la mano y eso ayudará a descargar un poco la columna.

Colocar los objetos más pesados en la parte más pegada a la espalda para así tener un centro de gravedad más estable.

Cargar la mochila sobre ambos hombros. Ambos hombros deben estár a la misma altura. Evitar cargar la mochila sobre un solo hombro, ya que esto derivará en la sobrecarga de un lado de la espalda, lo cual ocasionará dolor.

Colocar la mochila centrada en la espalda, coincidiendo la parte inferior de la mochila con la zona donde se origina “el culete”. Evitando así que la espalda esté arqueada tanto hacia delante como hacia atrás.

Intentar colocarse la mochila desde media altura, por ejemplo desde una mesa, así evitamos levantar la mochila desde el suelo a la espalda.

Evidentemente además de todos estos consejos, es igualmente importante el uso de un buen calzado y por supuesto una actividad física acorde a la edad de nuestros hijos para que mantengan un buen tono muscular y una buena flexibilidad de la columna.

Corre mamá/papá que llegamos tarde!!!!...

ManuelDoradoManuel Dorado Aguilera.
Mir2 UGC Cirugía Ortopédica y Traumatología.
Área Sanitaria Málaga-Axarquía